01.

No guardes tus joyas sueltas en tu bolso o cartera,
ya que pueden aplastarse y dañarse.

02.

  Mantén las joyas en un lugar poco aireado y seco, o idealmente en alguna
caja cerrada o hermética.

03.

 No uses productos químicos para limpiarlas.
Usa paños espaciales para limpiar la plata, ya que puede ponerse oscura con el tiempo.

04.

El enchape de oro requiere los mismos cuidados, y si necesitas limpiarlo por suciedad,
usa un algodón húmedo con agua tibia y usa un jabón neutro.

05.

  Mantén las joyas alejadas de los perfumes, cremas, u otros productos cosméticos,
y sácatelas para ducharte, hacer mucho ejercicio o ir a la playa o piscina, ya que pueden decolorarse.